Posteado por: nananalle | 31 marzo, 2012

Mercado orgánico, contra mercado industrial.

¡fíjate bien en esto!, podría ser un buen comienzo para un diagnóstico alimentario en tu comunidad, y te lo comparto.

En la concentración pasada, nos dejaron como tarea el realizar un taller de seguridad y soberanía alimentaria, dirigido a nuestras respectivas comunidades. en donde teníamos que abarcar los conocimientos que hemos adquirido en las concentraciones más recientes en la asignatura de Agroecología II.

A continuación les comparto la metodología de mis ingredientes, es decir mi creatividad para echar andar mi taller.

primer paso:

Elaboré dibujos de hortalizas y alimentos orgánicos, y también hice recortes de alimentos industriales que tome de algunas revistas. Y después hice la separación de alimentos, y pegue cada clasificación en diferente papelote para identificar mejor los alimentos y no que estuvieran revueltos en un solo papelote.

segundo paso:

elaboré cuatro sobres, y cada sobre contenía dinero, y cantidades diferentes. ( $70.00 pesos, $350.00, $150.00, y $200.00)

tercer paso:

Utilicé otro papelote para escribir en el los enunciados de soberanía alimentaria y seguridad alimentaria. Y así fue como se llamo mi taller porque fue enfocado hacia esos temas, aparte de la solidaridad que podríamos trabajar entre mujeres para ayudarnos en situaciones de crisis alimentaria y económica.

quinto paso:

una vez listo mi material, procedí a invitar a las mujeres pertenecientes a mi barrio, y para mi sorpresa fue un grupo que pertenece al programa de Chiapas solidario.

Relatoría del taller de soberanía y seguridad alimentaria en Comitán de Domínguez, Chiapas.

momento uno: indicaciones

Me presente ante el grupo de señoras de más de 20, extendí los tres papelones en el suelo y les explique en lo que consistiría mi taller, para que procediéramos a divertirnos haciendo al mismo tiempo reflexiones. De lo cual ellas estaban y estuvieron muy emocionadas por seguir realizando la técnica.

Entonces invité a las señoras a que formarán equipos de seis mujeres, y fue mediante el número que yo les dí. Y después de eso procedí a repartir los sobres con dinero que había elaborado, y la  repartición fue al azar que escogió la representante de cada equipo. El dinero que les toco iba a servir para la compra.

momento dos: el juego de los mercados

después de que cada grupo abrió su sobre para ver la cantidad que les había tocado, se procedió con orden a que cada equipo pasara a comprar en cualquiera de los dos mercados con el dinero disponible que tenían y que les había tocado, y que en realidad era el gasto y el cálculo aproximado para el consumo de una semana. Mientras los equipos hacían sus compras, yo estuve grabando la  evidencia en vídeo a través de una cámara fotográfica.

momento tres: compartiendo y reflexionando

Después de que cada grupo término de hacer sus compras y sus respectivos cálculos, entonces procedí a las preguntas- ¿cómo les fue en las compras?, ¿les alcanzó?, ¿cuánto les toco?, ¿compraron lo que quisieron, o les falto comprar?. fueron algunas preguntas que lancé, y sin duda salieron muchos comentarios de insuficiencia a la hora de la compra, por no haber elegido compras orgánicas. Entonces pregunte a cada equipo cuanto dinero le había tocado, y que había comprado. Y después de darme cuenta de como habían quedado los equipos,  procedí a realizar algunos comentarios para generar reflexiones acerca del tema de soberanía y seguridad alimentaría, y les pregunte si habían oído hablar de estos temas, y me respondieron que no sabían de lo que se trataba. Entonces les compartí el concepto de estos dos enunciados, y  les sorprendió e intereso  mucho porque les ayudo a reflexionar sobre las compras que habían hecho, el darse cuenta de que mayormente habían gastado el dinero en alimentos industriales poco nutritivos, y esto genero más conciencia  por empezara consumir alimentos orgánicos, propios de nuestra comunidad, que nutren mucho mejor.

El mensaje que se logro fue el haber dado a conocer la importancia de consumir lo orgánico, y de como esto también genera ayuda a nuestros productores campesinos y (as) de nuestras comunidades, y no a los dueños de las grandes marcas industriales que no sabemos como preparan los alimentos que venden. Esto genero en las mujeres las posibles medidas que tomarán en cuenta de aquí en adelante referente a la salud y seguridad de sus familias a la hora de elegir en donde comprar alimentos sanos. Dentro de ese mismo marco de aprendizaje y reflexión se dieron muchos comentarios interesantes con las preguntas generadoras de conciencia y una de ellas fue- ¿si produjera mis alimentos, cuánto me ahorraría?.

Sin duda este taller me dio a conocer, y les dio a conocer a las mujeres de mi barrio, el saber su propio diagnóstico acerca de como es que esta actualmente la alimentación respectiva de cada familia, que por supuesto le falta más trabajo para retomar la idea de consumir  productos orgánicos, como anteriormente solíamos hacer, antes de que en Comitán hubieran tiendas particulares y cadenas alimentarias industrializadas.

Me dio un gran gusto y experiencia el haber hecho este taller porque las mujeres de mi comunidad quieren  que siga informándolas de temas saludables y convenientes para tener un equilibrio alimentario mejor planeado en nuestras vidas, con la idea de producir nuestros propios alimentos que verdaderamente no resulta tan difícil de lograr en colectividad organizada y trabajo con mujeres desde mi respectiva comunidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: