Posteado por: tatisgp | 29 abril, 2012

Estamos perdiendo la soberania alimentaria.

Quiero trabajar el tema de soberanía alimentaria para mi practica de tesis por lo que me he dado cuenta que me puede servir mucho en mi comunidad y en otros lugares para dar talleres para que así pueda yo ir practicando creo que mucho denosotros sabemos que es lo mas importante de nuestra comunidad que podamos llevar acabo es te tema tan interes.

La definición de soberanía alimentaria fue definido por los campesinos que en 1996 tuvo mucho importancia para ellos por lo mismo que no tenían muchos derechos para sus alimentos  sana para sus familias, no tenían mercado donde vender sus productos y que tenia muy bajos precios.

Creo que mucho de nosotros estamos viendo en nuestras comunidades lo esta sucediendo muchos por lo mismo que los campesinos se están desanimando de producir muchos ya salen a comprar sus productos de fuera aun teniendo terrenos donde cosechar.

Por lo mismo que mucha gente ya esta apoyando lo que  es la soberanía alimentaria por lo mismo que se están dando cuenta lo que esta cambiando que ahora se esta viendo muchas enfermedades nuevas y muchos todavía no lo  comprenden  lo que se consumen en localidades son los mejores lo nos traen de otros lados aun que  ya sabemos que todo es producido por químicos.

Lo poco que me han compartido la gente de mi comunidad lo que era antes que  no tenían mucho producción a veces pasaban hambre por lo mismo que no tenían terrenos ya cuando empezaron a lograr a tener  terreno para producir mucha gente empezaron a producir para sus consumo algunos producían de mas para venta pero que a veces no encontraban donde vender por lo mismo que no tenían mercado y que pagaban muy barato la gente poco a poco se fueron desanimando  dejaron de producir para la venta así estaban pero lo malo fue que empezó a migrar la gente en otro lado para buscar un bienestar  muchos jóvenes salieron de la comunidad al igual la gente empezó lo que es la ganadería ahora se esta viendo todo eso lo de la ganadera, que ya se dedican a comprar sus alimentos aunque se pueda cosechar en la comunidad lo que me e dado cuenta que mucha gente ya se dedica a comprar lo que es el maíz .

Al igual el 17 de marzo  2012 tuve un  taller con mujeres de mi comunidad que son amas de casa que muchos llevan mucho tiempo en esa comunidad me compartieron un poco LODE como se alimentaban antes que ahí mismo lo producían sus alimentos que ahora ya no se esta viendo lo de antes. Al igual compartieron lo que se han dado cuenta que ya hay muchas enfermedades de lo que no se enfermaban antes que por lo mismo que ahora se esta consumiendo muchas cosas que traen de fuera. Y también hay gente de esa misma comunidad que ya solo se pasa comprando las cosas para su alimento aunque en la comunidad se pueda cosechar teniendo tanto terreno cerca de la casa y que no se pueda aprovechar.

La soberanía alimentaria es lo más importante en nuestra localidad si nos damos cuenta tanto en los pueblos y naciones.

Para que podemos garantizar la soberanía alimentaria hay que recuperar nuestra productividad de lo pasado como producían en las comunidades y por las experiencias de la gente mayor de sus prácticas para que se conserve la diversidad y la producción de protección local.

Muchas personas nos platican que empezó todo cuando apareció la revolución verde en los años 50 por lo que las semillas empezó lo son las hibridas, químicos, fertilizantes, trayendo maquinas supuesta para apoyar la gente campesina pero si nos damos a reflexionar nos esta contaminando lo que es la fauna y medio ambiente. Y que al igual empezó con las semillas transgénicas que al igual la gente no le convenía por lo mismo que se estaba perdiendo la semilla criolla.

Muchas veces no nos preguntamos lo  que comemos de donde viene lo que consumimos todos los días y  como lo comemos creo que la mayoría de nosotros nunca nos hemos preguntado estos preguntas, quienes los producen de donde y como.

Me imagino que es importante preguntarnos o preguntarle a nuestras familia o otra persona si alguna ves se a puesto a pensar en estas preguntas o solo lo comemos y que no nos interesa de donde viene.

Bueno lo mas preocupante que a mi e escuchado platicar mis compañeros hay comunidades de donde viven que es la mayor utilización de los químicos para que la gente pueda cosechar, aunque en mi comunidad no se esta viendo eso pero creo que necesita mucha preparación para poder hacerle entender la gente que ya basta con los químicos aun cuesta para entrar en esa forma es lo me da mucha tristeza ojala que en mi comunidad no pueda llegar en esa forma.

Este es lo e avanzado espero que me mande si ya lo recibió  para que yo lo sepa y si me puede mandar una recomendación que le pareció para que yo pueda mejorar y seguir avanzando.

También le recuerdo que cambie mi tema que era discriminación por no encontraba la forma como trabajar con la gente de mi comunidad  me di cuenta que la tema de soberanía alimentaria es muy importante llevar a cabo con las informaciones en mi comunidad es por eso que me intereso mas gracias.

Acceso de los alimentos

La mayoría de las familias pobres del mundo viven en el medio rural, l de las personas que sufren el hambre en el mundo son productores primarios. Para estas personas en  el acceso a los “recursos de la vida” en condiciones de igualdad y suficiencia eque les separa del hambre y la emigración.

Cuando hablamos del acceso a los recursos de la vida nos referimos a tierra, agua y biodiversidad.

-Tierra:

Aunque las generalizaciones siempre esconden diferencias podemos resumir en cinco puntos la situación del acceso a la tierra

a) En muchos de estos países es muy difícil el reconocimiento legal de la propiedad de la tierra que cultivan desde hace tiempo y de la que son propietarios de hecho.

b) La apropiación indebida e impune de tierras por parte de grandes propietarios y empresas nacionales e internacionales con actividades económicas basadas en la utilización de los recursos naturales de las tierras, genera una injusticia intolerable al violar los derechos adquiridos de los campesinos poseedores.

c) La explotación laboral de los campesinos manifestada en la escasa remuneración salarial e indignas condiciones de trabajo.

d) La inexistencia de una política agraria coherente y justa que se expresa en la casi total ausencia de estructuras y organismos eficaces que promuevan el desarrollo del mundo rural. Falta de infraestructuras y servicios sociales indispensables.

La aplicación de este modelo es motivo de seria preocupación pues no asegura la realización de una reforma agraria amplia e integral que garantice el derecho de los campesinos y las campesinas pobres a tener acceso a la tierra y demás recursos productivos para poder alimentarse con dignidad. Las políticas de reforma agraria de mercado no son capaces de resolver el problema de la injusta distribución de la tierra ya que es imposible redistribuir recursos en contextos mediante el mecanismo de mercado. No hay ninguna evidencia de que las reformas agrarias de mercado hayan alterado fundamentalmente la estructura de la tenencia de la tierra.

Los beneficiarios típicos no son capaces de generar los ingresos suficientes para pagar los créditos de compra de la tierra si no reciben apoyo adecuado para producir.

.

􀂾 El precio de la tierra ha aumentado en algunos casos a causa de la oferta de créditos estatales. Esta situación se vuelve más aguda en países donde hay escasez de tierras. La supuesta reducción de costos se torna en una mera ilusión pues si aumenta el precio de la tierra, ni el Estado y ni los beneficiarios pueden pagar el proceso de reforma agraria.

􀂾 Las directivas del Banco Mundial reconocen que la efectiva implementación y operación de la mayoría de proyectos de reducción de la pobreza requiere involucrar activamente a los beneficiarios. La participación activa de los beneficiarios debe incluirse en etapas tempranas del ciclo del proyecto. Sin embargo, en el caso de los programas de reforma agraria de mercado el Banco no está respetando

–       AGUA:

Del total de este recurso tan preciado que contiene nuestro planeta , tan solo por los seres vivos . Podemos decir pues, que estamos ante un recurso limitado y renovable. Este tercio de agua dulce es el que sustenta nuestras demandas y la de otros seres vivos, demandas que van de lo doméstico a lo industrial y agrícola, siendo este último, con diferencia, el capítulo que más demanda genera (aproximadamente el 60%).

A lo largo del tiempo, las agriculturas campesinas han gestionado este recurso integrado a su modo de producción, a su cultura, con adecuación de cultivos respecto de las posibilidades hídricas de los territorios, con prácticas agrarias que respetaban su salubridad y uso, produciendo alimentos y conservando el preciado el recurso  de renovación para las generaciones futuras.

Ante un problema ya notable para el común de la sociedad, para revertir el proceso de degradación, para garantizar el suministro doméstico de agua y la producción de alimentos de una población cada vez más creciente, parece que se nos presentan dos posibilidades:

Las propuestas que sugieren ya muchas comunidades rurales y grupos ecologistas, por hacer un énfasis en una nueva cultura del agua, que presione más en la demanda que en la oferta, que retome la conciencia de la del recurso, que promueva un consumo urbano sustentable y unas prácticas agrarias acordes con los ciclos del elemento. Concretamente, en el caso agrario, la investigación y la técnica, para adecuar los cultivos y la ganadería a las capacidades reales, ecológicas, de los territorios, para poder producir alimentos y no bienes de mercado; empoderar a las comunidades en el recurso, hacerles partícipes de la capacidad de decisión de su uso más que de su consumo, para que se pueda defender el agua como bien público. En definitiva, hacerles soberanos en un recurso indispensable para la producción de alimentos.

BIODIVERSIDAD

Hace ya más de diez mil años, la humanidad inició su camino ligado estrechamente a la naturaleza, con agriculturas que generaron un enorme número de culturas diversas ligadas a ellas. Cultura y naturaleza  hasta nuestros días creando un patrimonio ecológico y étnico que se podría considerar patrimonio de la humanidad. Fruto de esta a lo largo del tiempo ha sido la riquísima generación de una enorme variedad de especies vegetales y animales, una diversidad biológica que como materia prima ha acompañado la producción de alimentos igualmente diversos a lo largo de la historia, legándose a nuestros días como uno de los tesoros ecológicos que posee la humanidad. Esta diversidad ha sido y es uno de los pilares fundamentales de las agriculturas campesinas.

Ha permitido una producción sostenida de alimentos a lo largo del tiempo, ha fomentado el comercio local-regional de temporada, ha enriquecido los sistemas ecológicos formando agro ecosistemas ricos, sustentables y diversos, ha sido una herramienta campesina, en muchas ocasiones comunal, que ha dado autonomía y ha fortalecido el tejido social de los productores. Este tesoro, que han cuidado y elaborado los pueblos campesinos durante miles de años para procurar alimentos, que nos debería pertenecer y por tanto preocupar a todos, se encuentra hoy en peligro.

Las agriculturas campesinas, pese a problemas periódicos de abastecimiento (guerras, desastres naturales,…) y su necesidad de mejorar, fue capaz de alimentar al conjunto de la humanidad hasta mediados de siglo XX. Esto gracias, entre otras cosas, a la biodiversidad que residía en sus ecosistemas agrarios y que procuraba alimentos de manera sostenida, protección frente a plagas, sustentabilidad y en definitiva comida para cada región del planeta. Sin embargo, hacia los años 60-70 el modo de producción de alimentos cambia. Frente a una demanda de alimentos mayor   de la segunda guerra mundial y  un fantasma, el del hambre, aumentaba de forma alarmante. Así se cuestiona el modelo agrícola campesino como eficiente productor de alimentos. La alternativa que se propuso y se implantó, fue una capitalización-tecnificación del campo conocida como Revolución Verde: organismos privados generaban especies mejoradas de alto rendimiento y los inputs-técnicas necesarios para conseguir tal rendimiento.

Las especies comerciales desplazaron, con los auspicios gubernamentales y de organismos multilaterales, a las especies autóctonas, de esta manera hubo una importante pérdida de patrimonio genético y de posesión pública de recursos.

En efecto, la Revolución Verde disparó la producción de bienes de consumo alimenticios hasta nuestros días. Pero los costes ecológicos (desertificación, contaminación de aguas y suelos, y erosión genética) y los costes socio-económicos (dependencia de corporaciones y del mercado de los recursos, proletarización del campesinado y su precariedad laboral) se hicieron patentes: pobreza y hambre en el mundo rural.

Un análisis reduccionista del problema del hambre nos ha llevado a este estado, en que se producen alimentos suficientes para alimentar a toda la humanidad pero no se acaba, ni disminuye el hambre. Tal vez no es suficiente con aumentar la producción de alimentos, con atacar un solo flanco de un problema multifactorial, tal vez sería interesante abordar no sólo los problemas técnicos de producción de alimentos sino también tratar los problemas socio-económicos que han privado a diferentes regiones del planeta de alimentos suficientes, tal vez se trate de cuestionar la posibilidad del acceso de los hambrientos (en su mayoría población rural) a los alimentos y, especialmente a los medios de producción, entre ellos el que nos ocupa, la biodiversidad.

Parece que esta visión se mantiene y para combatir el hambre las opciones abiertas son, para entendernos, una nueva “vuelta de tuerca” a la Revolución Verde: la biotecnología. Esta ciencia, llamada biotecnología, promete una producción de bienes alimenticios mucho mayor que la conseguida con la Revolución Verde.

9

a generar una cantidad tal de alimentos desconocida hasta hoy. Dejando un poco al margen el debate, con fundamento, respecto a la seguridad sanitaria que despierta esta ciencia, lo que sucede con esta supuesta alta productividad es que, como 0con la anterior conseguida con la Revolución Verde de los sesenta-setenta, está en manos de la “buena voluntad” del mercado, que no parece muy sensible al problema del hambre y la subnutrición. Las nuevas semillas OGM, introducirían mayor vulnerabilidad económica al jugarse su viabilidad con un solo producto mercantil, las semillas seguirían en manos de corporaciones privadas, los inputs necesarios para su alto rendimiento también y, consecuentemente, la soberanía respecto a un factor de producción crucial para la cultura campesina.

Esta última tecnificación seguiría sin tener en cuenta los problemas ecológicos (en especial la pérdida de patrimonio genético, de biodiversidad) y socio-económicos que causan el hambre, de modo que podría suceder que más que solucionar estos problemas, los agravarían y puede que hasta crearan otros nuevos.

Es importante señalar, como veremos en el capítulo de “agricultura campesina” que ésta puede ser tan o más eficiente que los modelos industriales y se fundamenta precisamente en el uso de la biodiversidad en manos comunes, públicas, de los campesinos y campesinas que la custodian. No se trata de un “parón tecnológico” en la investigación científico-técnica, se trataría tal vez de una reorientación de la investigación, de una decidida apuesta de “campesinizar” la ciencia recreando y mejorando los sistemas agrícolas, lo que equivale a decir su biodiversidad, escuchando a los actores, los campesinos, avanzando conjuntamente. En definitiva apostar por una ciencia agroecológica cuya raíz es la biodiversidad y que ha demostrado puede acabar eficientemente con el hambre, ser productivos económicamente, sustentar ricos agroecosistemas y generar-fortalecer el tejido social de las comunidades donde se ha respetado e implementado una cultura campesina. En definitiva, una apuesta por la soberanía alimentaria.

blanca luz González Pérez

Anuncios

Responses

  1. Hola Blanca Luz,

    Para tu trabajo final te pido que organices tu idea. Necesito que desarrolles los siguientes puntos sobre la soberanía alimentaria.

    Qué te preocupa y porqué (introducción)
    Cuál es la idea que quieres demostrar con tu tesis (hipótesis)
    Cómo la vas a demostrar? (que metodologías vas a usar: entrevistas, encuestas, investigación bibliográfica, etc., a quién, dónde, cuándo, cómo).
    Cómo explicarás tus ideas (un índice que explique el desarrollo)

    Esto sería un protocolo de investigación de tesis y es lo que te calificaría como trabajo final.

    Ánimo, queda una clase y poco tiempo para hacerlo.

    Saludos,

    Michael


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: